miércoles, 9 de agosto de 2017

Difícil situación en Canal 9 de Comodoro Rivadavia

La situación de Canal 9–Protel en Comodoro Rivadavia es verdaderamente grave y amenaza con dejar en la calle a más de 50 familias.

El concurso de acreedores finalizado en abril se extendió hasta agosto y podría significar la quiebra del Canal luego de más de medio siglo de existencia.

Desde diciembre de 2015, cuando la gerencia dejó pegado un cartel en la puerta de la empresa advirtiendo el pago del aguinaldo en dos cuotas— la difícil situación del Canal 9 se fue profundizando.

Desde aquel momento, los trabajadores de Canal 9 comenzaron un proceso de organización y lucha independiente del gremio que aún hoy sigue en pie sin el apoyo del sindicato y con muchísimos compañeros y compañeras que quedaron en el camino.

Una lucha a pesar del sindicato
En marzo del 2016, luego de atrasos en los pagos y el no pago de los aportes patronales, la empresa recurrió a la Subsecretaria de Trabajo y decidió cerrar el canal.

La inmediata respuesta de los trabajadores y trabajadoras logró que la provincia realizara un aporte para el pago de los salarios. En mayo, fue el turno del sindicato de televisión SATSAID, quien a través de un préstamo a la empresa aportó los fondos para el pago de los sueldos en lo que sería su única gestión a favor de los compañeros de Canal 9.

En junio de 2016, con el despido de ocho trabajadores, la patronal hace un nuevo intento por doblegar a los compañeros de Comodoro, pero la resistencia y las organización de los trabajadores logran, a través de medidas de fuerza, la reincorporación de los ocho compañeros.
A partir de ahí, el Satsaid le sacó el hombro al conflicto y propuso aceptar la propuesta del concurso de acreedores por los que la empresa pasó a abonar un 50% de los salarios de los trabajadores.

La “oferta” presentada por el sindicato como “esto o la quiebra” logró el apoyo de la mayor parte de los compañeros y compañeras del canal quienes se encontraban entre la espada y la pared.

En un año de una inflación galopante, tarifazos y golpes continuos al bolsillo de los trabajadores y con atrasos de meses en los sueldos, la extorsión presentada logró vencer la resistencia de los trabajadores quienes se encontraban prácticamente asfixiados.

Desde ese momento comenzaron las peñas solidarias para mejorar los ingresos.

El avance precarizador
Pese a comenzar a recibir el 100% de los salarios desde el mes de enero Canal 9 - Protel no ha hecho efectivos los aumentos paritarios.
En febrero, el avance patronal vía despidos y retiros voluntarios fue ignorado por el sindicato argumentando que no se podía hacer nada. Muchos compañeros y compañeras terminaron yéndose cansados de la situación y en un clima de trabajo hostil con la clara intención de desgastar a los trabajadores.

El argumento de la reducción de personal que repetía la empresa en cada despido era refutada con cada contratación de nuevos trabajadores precarizados.

El modelo de AGR, de los petroleros de Vaca Muerta o Pepsico de reemplazar viejos trabajadores bajo convenio por nuevos trabajadores sin ningún tipo de derecho fue implementado sin resistencia y ante las narices del Satsaid, que siguió mirando para otro lado.

Tregua con las patronales y ataque al activismo
La verborragia de la directiva del sindicato y su lucha contra el macrismo se hace añicos de punta a punta del país.

En más de 15 meses de gobierno “neoliberal”, y pese a los más de mil despidos en la actividad, el Satsaid no ha llevado adelante un solo paro nacional para defender algún puesto de trabajo. El ahogo y aislamiento de cada conflicto sólo llevaron a la derrota.
La experiencia de los compañeros de Comodoro es harto conocida por los trabajadores de televisión.

La entrega sistemática de los derechos por parte de la directiva del sindicato en función de sus acuerdos con las patronales del sector es moneda corriente. Así también su política de ataque al activismo, como en los casos de C5N, ESPN, NON STOP, o el mismo Canal 9 con el objetivo de acallar cualquier voz disidente operando codo a codo con las patronales.

Como parte de esta persecución al activismo, la negra Contreras, miembro de la directiva del sindicato y ex diputada nacional por el FpV, se está asegurando que ningún ex canal 9 vuelva a trabajar en la provincia. Así advirtió a la gerencia de canal 7 de Rawson cuando estaban por contratar a una ex trabajadora del Canal.

Hay una salida
Los trabajadores y trabajadoras de televisión comienzan a ver objetivamente la necesidad de recuperar las comisiones internas y el sindicato de manos de una burocracia enquistada que se ha transformado en socia de las patronales de la actividad y puntal de los gobiernos ajustadores de todo signo político.

La posibilidad de revertir este proceso va asociada, indefectiblemente, a expulsar a esta mafia de nuestros lugares de trabajo.

Reagrupar a los compañeros y compañeras de televisión en función de este objetivo es el trabajo diario que intentamos llevar desde nuestra agrupación La Naranja.

En medio de un cuadro general de ajuste y ataque a los intereses de los trabajadores, tanto desde el gobierno macrista como desde las gobernaciones, con el apoyo de la burocracia sindical que se ha llamado a guardar, la recuperación de los sindicatos y comisiones internas por parte del clasismo y el activismo es fundamental para defender nuestras posiciones.

Desde la Naranja de televisión luchamos a diario por eso.

Ningún despido en Canal 9.
Ocupación de toda empresa que cierre o despida.
Basta de listas negras y persecución sindical.
Abajo el impuesto al salario
Por un salario básico igual a la canasta familiar hoy en 25000 pesos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: